lunes, 18 de junio de 2012

¿RESPONSABLES?

El relator de Naciones Unidas para la situación en los Territorios Palestinos ocupados dijo acerca de la ofensiva israelí en Gaza:
"Constituye una violación del Derecho Internacional humanitario, porque afecta a comunidades enteras... Dicha violación es un crimen contra la Humanidad, y sus responsables deben ser juzgados."
 -Richard Falk, relator de Naciones Unidas-

Pero no se juzga a nadie, de la manera en que se merece.



Entre los blancos de Israel en el ataque a Gaza figuran hospitales, campos de refugiados, depósitos de alimentos, mezquitas y oficinas de medios periodísticos que trasmitían lo que ocurría en el interior de la ciudad. 


El ataque a civiles sería intencionado según un comité enviado por la ONU para investigar sobre el terreno las tácticas israelíes. 


El comité concluyó que Israel cometió graves violaciones contra los Derechos Humanos


El informe que fue presentado a la Asamblea General de Naciones Unidas contenía pasajes como el siguiente:

"Durante la reciente ofensiva 'Plomo Fundido' (contra la franja de Gaza), Israel cometió violaciones del derecho humanitario internacional, en especial al poner como objetivos a los civiles y por la destrucción deliberada de propiedades y lugares religiosos y culturales" 
-Comité Especial de ONU-

Existen fotografías y vídeos que muestran como el ejército israelí utiliza fósforo blanco, un arma declarada ilegal por la Convención de Ginebra que provoca graves quemaduras en forma indiscriminada y está expresamente prohibida en áreas con población civil. 



Jeff Englehart, un ex marine y veterano de Irak que participó en la ofensiva de 2004, donde también usaron ese fósforo prohibido, afirma: "vi cuerpos de mujeres y niños quemados". 

Según dijo el militar, el fósforo blanco "quema los cuerpos, los disuelve hasta los huesos y deja intactas las ropas".


El Pentágono, entonces, dijo que era sólo para "iluminar".

"Deberían saber que algunos israelíes mienten. No son judíos sino un montón de criminales corruptos que abusan del nombre del judaismo." 
-Mahmud Ahmadineyad, Presidente de Irán-