miércoles, 4 de julio de 2012

BUNKER EN MADRID

Destacamos la historia de uno de los recintos más secretos de nuestro país: 
el búnker del Palacio de la Moncloa


Un sistema de defensa indispensable ante la amenaza de una guerra nuclear a escala mundial



Las obras corrieron a cargo de la empresa Dragados, cuyos empleados tuvieron que firmar todo tipo de cláusulas de confidencialidad, ya que estas instalaciones fueron clasificadas como “secreto oficial”. 



Para el personal de la Moncloa, lo que allí se construía era un aparcamiento subterráneo.



Se calcula que costó alrededor de 60 millones de euros, aunque se desconoce la cifra concreta, ya que fue pagado con cargo a los fondos reservados.


La entrada a la instalación se encuentra en uno de los edificios administrativos del Palacio de la Moncloa y está conectada con el resto de los edificios del complejo a través de una serie de túneles subterráneos. 



Incluso, se ha llegado a afirmar que sus corredores llegan hasta el palacio de la Zarzuela.



El búnker está protegido por una capa hormigón de tres metros de espesor, capaz de resistir un ataque nuclear. La instalación cuenta con tres pisos y capacidad para 200 personas, que podrían resistir aisladas del resto del mundo durante un largo periodo tiempo.


Casi todos los países disponen ya de uno o varios de estos subterráneos.


Del de la Moncloa se dice que además de varios tuneles con tren de alta tecnología que recorre ciertas zonas en subsuelos de Madrid, dispone incluso de un pequeño cementerio, pues puede darse el caso de que en guerra, catastrofes, o asedio prolongado de tiempo se les pueda morir algún mandamás de viejo o por enfermedad.




También hay un estudio de TV para emitir mensajes bajo tierra destinados a los ciudadanos que se encuentran ahí fuera, en caso de que estos últimos todavía existan o aún les funcione el televisor...