miércoles, 4 de julio de 2012

LA NASA

El problema de la NASA


la única organización científica con recursos serios o suficientes como para informarnos de lo que sucede en el exterior de nuestro planeta, sean amenazas o descubrimientos maravillosos, es que es militar y pertenece al ejército más mentiroso del planeta. 


 Cuestión esta última que comparte al cien por cien con la clase política que nos domina y con los enormes grandes capitales que controlan y dirigen el mundo.


El problema de muchos, casi todos los que se temen algo dramático para los próximos días, no es lo que dicen las autoridades políticas o científicas de los aparatos del sistema dominante, sino precisamente lo que callan, lo que ocultan.


es obvio que si fuera a producirse una catástrofe más o menos global jamás alertarían a la población sino que procurarían salvarse a sí mismos, es natural que la ciudadanía, aunando observaciones, pareceres y conocimientos, trate de ser autosuficiente e inferir qué está pasando en realidad, especialmente por cuanto lo que dice la NASA o los gobiernos no coincide con lo que se está observando.



Con autoridades profundamente mentirosas, la información secuestrada en unas cuantas manos muy poderosas, uno no puede sino, cuando menos, poner en cuarentena la información “oficial” recibida


observar los movimientos que se verifican en el escenario y tratar de percibir o deducir lo que puede ser que esté pasando en realidad, porque en buena medida pudiera ser que la propia seguridad de uno mismo y la de los suyos se halle en peligro.


Esto es lo que están haciendo muchos ciudadanos en todas partes, incluidos astrónomos y científicos “rebeldes”, y lo que se está comprobando no es precisamente tranquilizador...




Más allá de que existen sobradas evidencias de que las potencias, de forma extrañamente coordinada, han construido refugios a gran profundidad y, en algunos casos, del tamaño de pequeñas ciudades capaces de albergar a muchas personas por varios años


se da la sospechosa coincidencia de que la NASA ha puesto en marcha precisamente ahora alarmantes planes de supervivencia ante catástrofes, supuestamente para sus empleados...